Buscar
  • Eileen Lunecke

Emociones y sensaciones en Florencia


Nunca pensé que algo así me iba a suceder. Nunca sentí tanta emoción (a nivel de corazón acelerado), al momento de entrar en algún lugar histórico; al darle tanta relevancia que provocara un cierto neviosismo en mí.

Esto me pasó ayer domingo, cuando visité la casa Buonarroti.

Es la casa donde vivió Michelangelo Buonarroti.

Más conocido por nosotros como "Miguel Angel".

Ni más ni menos.

Llegué con intención, pero sin apuro. Caminé hasta llegar a ella, pero permitiéndome distraerme en el camino.

Caminé por las callecitas de Firenze desde temprano en la mañana, hasta al fin llegar a este mítico lugar.

Cuando entré no sentí nada extraño.

Pagué mi entrada y saqué un folleto. Nada raro.

Fue cuando me enfrenté al primer dibujo cuando me invadieron un montón de sensaciones y que hasta ahora no puedo explicar muy bien.

Me tomé muchas horas para disfrutar este lugar.

Admiré cada obra. ¡Y la casa misma! Es el lugar donde él y su familia vivieron.

La casa es de por sí una obra.

Incluso los techos eran una gran obra de arte.

No crean que esto lo pintó el mismisimo Miguel Angel al estilo "Capilla Sixtina".

No, esto fue un homenaje que hicieron muchos pintores posteriores a Miguel Angel, en el techo de esta casa, por encargo de Miguel Angel El Joven.

Salí de ese lugar con el corazón llenito, y seguí mi trayectoria hacia el rio.

Ahi dediqué algunos minutos para dibujar algunos trazos en una croquera que había comprado en la mañana.

Este es el primer resultado.

Lo divertido es que ocasionalmente habian personas que se paraban junto a mí, y me preguntaban sobre mi arte.

Después de eso subí a los jardines de Miguel Angel, al otro lado del rio, donde me han comentado que es la mejor vista que hay de Firenze.

Y probablemente lo es.

Hasta ahora.

Solo llevo unos pocos días asi es que por ahora sí, puedo decir que es la vista más completa que uno puede tener de la ciudad.

Seguí subiendo, aprovechando el impulso, y llegué a una iglesia con una subida majestuosa, parecía hecho todo en mármol.

Se llama Basilica de San Miniato al Monte.

En mi regreso al hostal, bajando el cerro donde habia disfrutado de los jardines de Miguel Angel y de la Basilica, paré en un jardín de rosas y aproveché la vista para hacer mi segundo dibujo.

Sentí una onda "muy europea", un solcito que calentaba la tarde y que ponía a la gente de buen ánimo.

Quedé muy contenta con mi dibujo y me empezó a dar vueltas en la cabeza la idea de que quizás puedo armar una exposición con los resultados de este "Cuaderno de Viaje".

Quién sabe, quizás puede salir algo bueno...

Así iba terminando mi dia domingo, lleno de sensaciones, y yo pensando que ya lo había visto todo, o casi todo al menos.

Pero hoy lunes me di cuenta que quedaban muchos nuevos lugares para maravillarme.

Temprano en la mañana sali a recorrer y sin querer, bastante cerca al área de mi hostal, llegué a una feria al aire libre en donde vendían muchisimos objetos de cuero y sobre todo mucho cristal de Murano.

Era un panorama llenisimo de colores, lleno de vida, un caos agradable.

Luego comprendí que este caos parecía ser estratégico, o al menos su ubicación lo era.

Estábamos junto al Mercado Central, un edificio grande que en su interior llenaba el ambiente de olores, sabores y colores!

Entré y no pude más que gozar todo lo que estaba viendo.

Bueno sí, lo admito, no sólo gocé lo que veía, sino que también compré un par de cositas.

Ahora a probar de todo, a encantarme con los sabores, y a seguir mi aventura!

#Firenze #MiguelAngel #Dibujo #Arte #Basilica #MercadoCentral #sabores #colores #cuero #feria

43 vistas

Sígueme en Instagram:

Mira mis obras en exhibición en:

KNIx31fH6vMhL8xMwYEFoO50uvz41yhosXS3kgyG
singulart-logo-mattia-paoli.png

Contáctame

Taller de Arte en Santiago, Chile
¡Hago despachos a todo el mundo!

info@eileenlunecke.com  /  Tel. +569 9952 1627